¡No me entienden! … La Empatía a tu Servicio.

6 y 9Entender lo que nos dicen y hacer que los demás nos entiendan se está convirtiendo en esos tiempos de prisas, estrés  e incertidumbre en todo un reto... Creemos que sabemos comunicarnos pero cuando no conseguimos lo que queremos …¡Echamos la culpa a los otros!… “es que no me entienden”…  ¿Te has parado a pensar alguna vez de quien es la responsabilidad de que no te entiendan? … te voy a dar una buena noticia…es tuya al 100%; tu tienes en tus manos todos los recursos para hacer que así sea.

Hay muchos puntos que abordar cuando queremos mejorar la forma en que nos comunicamos  en el uno a uno, pero hay uno de ellos que no por bien conocido, usamos siempre de la mejor forma..¿quien no ha odio hablar de la famosa “Empatía”?…  Suele definirse como la capacidad de ponerse “en los zapatos” del otro o en la piel del otro para entender mejor lo que piensa o le pasa y desde ahí favorecer la conversación.

Cuando practicamos la empatía de forma saludable podemos participar de los sentimientos de los demás y alegrarnos o dolernos con ellos, y por lo tanto, acompañarlos y así mejorar la calidad de nuestras relaciones personales, lo que redunda en nosotros en una mejor autoestima y sensación de plenitud.

Algunas claves para practicar una empatía adecuada y saludable:

  • Pon todos tus sentidos al servicio de tu interlocutor para ayudarte a comprenderlo mejor in invadir su experiencia. Deja de “traducir” lo que ves en el otro  a tu propio idioma  si quieres evitar extraer conclusiones erróneas
  • Observa, escucha y date permiso para sentir como tu interlocutor si de verdad quieres acompañarlo. Pregunta, muestra interés para tener una idea más clara de lo que la otra persona te quiere transmitir.
  • Enfoca tu atención en lo que te están contando sin actuar precipitadamente ni enjuiciar.

¿Recuerdas alguna ocasión en la que hayas sentido que el otro estaba al 100% para ti?… ese es el sentido de la empatía… el mensaje es “entiendo lo que me cuentas, lo que te pasa, y lo valido como tal” . Entrena esta actitud en tus conversaciones personales, en tus entrevistas de venta, en tu dia a dia profesional y observa los cambios que se producen.

Te propongo un ejercicio para que puedas entrenar la empatia especialmente en aquellos casos en los que tu predisposición es menor:  cuando te encuentres ante una persona con la que te cuesta empatizar, hazte la siguiente pregunta un par de veces por semana: ¿como sería mi vida si fuera él o ella?  Al principio será difícil pero poco a poco, entrenando, verás la diferencia.  ¿te animas?

Begoña Pabon

Apasionada por las personas y por su riqueza interior. Coach personal, ejecutivo y de negocios, es decir.... siento pasion por el coaching. En los utimos 6 años he descubierto y experimentado las posibilidades del coaching y lo he convertido en un forma de vida, por lo que quiero compartirlo con otras personas que quieran apostar por encontrar la mejor versión de si mismos, tanto en el terremo de su vida personal como de su vida profesional. Mi lema es simple pero profundo: "el cambio es ua puerta que se abre desde dentro....contactame si quieres encontrar la llave" ... y recuerda las sabias palabras de Paulo Cohello: "Cuando menos lo esperamos, la vida nos coloca delante un desafío que pone a prueba nuestro coraje y nuestra voluntad de cambio." Espero poder conocerte pronto!

2 comentarios sobre “¡No me entienden! … La Empatía a tu Servicio.

  • el 23/02/2014 a las 18:09
    Permalink

    Yo creo que a veces el exceso de empatía puede llegar a bloqueos. Aunque hay que saber gestionarla muy bien. Creo que tengo desarrollada una gran empatía pero debería de saber manejarla mejor. Ya que que a veces lo malo que tenga la persona que tengas cerca puedes sentirlo tu también.

    Un saludillo.

    Respuesta
    • el 28/02/2014 a las 19:37
      Permalink

      Hola Ruben. Grcaias por compartir tu opinion. Tienes razon en lo que comentas; en mi opinion el tema es que no siempre entendemos la empatia de la forma mas adecuada para nosotros y para la otra persona. No es bueno confundir “empatizar” con “simpatizar”.Saludos

      Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies